Cocina Ayurvédica

Jun 1, 2020

Hoy vuelvo a la carga con un tema que cada vez me tiene más convencida. La cocina ayurvédica.

Para las que aún no conocéis de qué se trata esta filosofía os diré que, sobre todas las cosas, El Ayurveda es una ciencia muy antigua, una filosofía con varios miles de años que fue descubierta en La India y escrita en sánscrito por maestros espirituales.

Esta ciencia médica se ocupa del cuerpo en toda su extensión, tanto física como emocionalmente. Según El Ayurveda todo lo que hacemos produce un efecto positivo o negativo en nosotros. Y todo, absolutamente todo tipo de dolencias y enfermedades se pueden curar a través de los alimentos que ingerimos. Somos lo que comemos, nuestros tejidos, músculos, huesos, sangre, etc. se nutren de lo que comemos a diario, y del mismo modo, muchos alimentos que consumimos habitualmente pueden ser un auténtico veneno para nuestro organismo.

La cocina ayurvédica me ha sorprendido porque va mucho más allá de comer sano, no se trata de hacer dieta, sino de comprender en qué consiste alimentarse. Los alimentos son nuestra mayor medicina, es lo que consumimos a diario para mantener nuestro organismo en marcha. ¿No pensáis que merece la pena abrir nuestra mente y prestarle un poco de atención a este tema?

Está en nosotros cuidarnos y obtener la mejor versión de nosotros mismos. No comer con distracciones, hacerlo sentados, tranquilos, con alegría. Comer de una manera consciente, despacio, disfrutando de cada bocado que ingerimos, estas son sólo algunas de las claves básicas que nos propone esta filosofía.

Durante los últimos meses me he leído y sigo leyendo muchos libros sobre este tema, os dejo links en este post y también os dejo un breve resumen de varias cosas importantes que yo estoy poniendo en práctica y que considero ya vitales en mi día a día.

ELEMENTOS IMPORTANTES DE LA COCINA AYURVÉDICA

Todo está compuesto por 5 elementos

Según el Ayurveda, estos cinco elementos, aire, éter, agua, fuego y tierra, son los que componen todo nuestro mundo material, físico. Nuestro organismo y el de cualquier especie animal o vegetal está compuesto por los mismos elementos en mayor o menor medida y por lo tanto también están presentes en los alimentos que comemos.

El Ayurveda también nos habla de tres constituciones básicas que son Vatta, Pitta y Kapha. Dependiendo de tu constitución te sentirás atraído hacia un tipo de alimentos, que no siempre serán los que te van mejor. Cuando estamos equilibrados el cuerpo nos pide cosas que le sientan bien pero no siempre es así, y a lo largo de los años, cuando ingerimos alimentos desprovistos de energía vital, en modo automático, el organismo se adormece y los síntomas se van acumulando hasta provocar múltiples enfermedades y malestar que llegamos a considerar normales, como jaquecas, dolor muscular, falta de sueño, caída capilar, exceso de vello, inflamación abdominal, etc.

En la mayoría de los libros sobre este tema podréis hacer un test para tener una idea aproximada de cuál es vuestro Dosha particular, pero a grandes rasgos, estos conceptos que os explico más abajo son válidos para todas las constituciones.

Comida rica, estacional y lo más local posible.

A la hora de programar nuestra dieta, es importante tener en cuenta las estaciones del año y elegir alimentos específicos en cada una de ellas. Es importante saber que absorbemos la energía de los alimentos que ingerimos, los productos que vienen de lejos pierden parte de sus cualidades en el trayecto. Si comemos animales que han sufrido mucho durante su vida estamos ingiriendo esa energía también con todo ese sufrimiento.

Además ingerimos la energía de los lugares y las personas que manipulan nuestros alimentos, por eso cuanto más casera, local y cuidada sea la cocina, los alimentos y quienes nos preparan la comida, mucho mejor para nosotros.

Las especias

Las especias tienen un papel fundamental en la cocina ayurvédica, pueden ayudarnos a curar muchas enfermedades, eliminar toxinas del cuerpo y mejorar sensaciones de ansiedad o inquietud con la comida. También son las responsables de ayudarnos a hacer una buena digestión. Está bien que las introduzcas en todos los alimentos que te comes. Según tu Dosha o momento vital necesitarás incorporar las especias de una forma o de otra, en forma de infusión o directamente sobre la comida.

Comer bonito

Una cocina ayurvédica es un lugar sagrado donde rara vez se deja entrar a nadie que no sea de la casa. Es ese lugar donde la energía es más vulnerable por estar llena de alimentos frescos, por eso en este tipo de cocinas no hay espacio para demasiada gente ni reuniones sociales, son más bien pequeñas y con muchísimo encanto.

Pero lo más importante de todo esto es cómo te presentas tú ante la comida y cómo la comida se presenta ante ti. Recuerda siempre que no sólo comemos con el estómago, en nuestro momento de comer y cocinar están involucrados los cinco sentidos, el tacto, el gusto, el olfato, el oído con el crepitar de lo que está en el fuego y sobretodo la vista. Prepara un plato bonito, organiza todos los ingredientes para que se vea apetecible y puedas disfrutar completamente de lo que te has preparado.

La forma en la que cortas los vegetales es de lo más curioso. Para mantener la energía vital de las frutas o las verduras y hortalizas tenemos que cortarlas en la dirección en que han nacido, desde la raíz y siempre en vertical. Puedes hacer la prueba con una simple cebolla, si la cortas de esta manera, no llorarás. Esto es porque es en esta dirección cuando disfrutamos de su energía vital, y del otro modo están saliendo a la superficie sus fluidos más tóxicos. Parece una tontería pero no lo es. Yo tomo agua caliente con limón todas las mañanas y desde que corto el limón de este modo, el sabor me ha cambiado por completo.

Los 6 sabores

Según el Ayurveda existen seis sabores básicos en nuestros alimentos, que son; dulce, ácido, salado, amargo, picante y astringente. En la mayoría de los libros aparecen listados con los grupos de alimentos por sabores y también cuáles son más adecuados para cada uno de nosotros según nuestro Dosha. Al principio parece complicado, pero no lo es tanto una vez que te familiarizas con ellos.

Se trata de hacer una buena combinación de los seis para que no nos falte de nada. Si abusas mucho de alguno de ellos nunca terminas de saciarte porque al cuerpo le faltan los otros sabores y necesita de ellos para equilibrarse. Esto sucede por ejemplo cuando comemos mucho dulce, el cuerpo nunca tiene suficiente y seguimos consumiendo más y más, pero si incluimos los seis sabores en cada comida, la ansiedad se reduce por completo. Lo más fácil para conseguir esto es tener un especiero con especias de los seis sabores ya mezcladas y añadir un poco de estas especias en cada comida, así la equilibras directamente.

Hace unas semanas os dejé un destacado en Stories con varios de mis libros favoritos sobre Ayurveda y cocina ayurvédica que podéis encontrar aquí.

Para quienes seguís tele trabajando y en general, ahora que pasar tiempo en casa y disfrutar de la cocina es algo casi imperativo, puede ser un momento precioso para iniciarnos en cocina ayurvédica, ¿qué os parece?

Nos vemos en el siguiente post. Feliz tarde y hasta pronto.