Barros, ¿para quién están indicados?

Jun 8, 2020

Cada vez sois más las personas interesadas en una coloración más natural. Las canas cubiertas con barros son cada vez más populares y lo cierto es que los beneficios de este tipo de coloración no tienen comparación con la coloración química.

¿Para quién están más indicados los barros?

Los barros son perfectos para aquellas personas que ya no quieren seguir maltratando su cabello y que buscan una solución más natural y mejor a largo plazo. También para quienes quieren aportar un plus de brillo y fuerza a su cabello aunque también utilicen eventualmente mechas u otros tipos de coloración artificial. Los barros son también muy indicados en mujeres que quieren dejarse sus canas pero no quieren verse grises, de modo que utilizamos sus canas como reflejos cambiándoles el color.

¿Qué resultados podemos esperar?

Los barros se adhieren al cabello superficialmente, no atraviesan la cutícula, por lo que no conseguiremos aclarar nuestro tono natural del cabello. Sin embargo, si tenemos un porcentaje elevado de canas, las plantas son perfectas  para aportar color sobre éstas, ya que trabajan sobre una base blanca.

El efecto del barro sobre el cabello es similar a un barníz, la cana actúa como reflejo natural, aunque también se puede conseguir una cobertura más intensa si es lo deseado. El efecto raíz es mucho más suave que con la coloración tradicional ya que no existe un corte tan marcado.

Otra de las ventajas es que el tono del cabello aguanta intacto hasta su próxima aplicación, por lo que si nos vamos de vacaciones un mes a la playa, volveremos con el cabello igual de brillante y bonito que el primer día. Quienes han utilizado coloración artificial, encuentran un cambio muy importante en la calidad del cabello al poco tiempo de cambiar a los barros. El uso de barros de manera regular influye mucho en la calidad del cabello de forma muy positiva.

¿Cómo pasar de tinte a barros?

El paso es lento y debemos tener algo de paciencia, al menos los tres primeros meses, que es cuando ya podemos comparar un resultado del anterior. También para ayudarnos en el proceso podemos aplicar otras técnicas combinadas que suavicen el efecto raíz como mechas o reflejos.

¿Como conseguir un buen trabajo de este tipo?

Lo más importante es acudir a un centro especializado, que lleven tiempo trabajando con barros y que conozcan muy bien tanto el producto como los resultados. Es el profesional, cuando ve cada cabello, quien debe informaros del resultado que vais a conseguir. Los barros pueden ser traicioneros, son plantas y los resultados pueden variar muchísimo de unas personas a otras, por eso es fundamental contar con un experto.

¡Si os animáis, estaré encantada de recibiros en mi salón!