#Escuelanaturaleza «Las apariencias engañan»

Nov 8, 2020

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Ayer, primer día lluvioso y gris de la temporada, iba en coche con una amiga que me contaba lo poco que le gustaban los días de lluvia y lo triste que se le hacía ver cómo los árboles iban poco a poco perdiendo sus hojas y dejando sus ramas desnudas como esqueletos… naturalmente las cosas pueden tener varias lecturas, depende del filtro por el que sean procesadas.

En mi opinión, ¡las apariencias engañan! Y es que cuando los árboles comienzan a recibir menos cantidad de luz solar a través de sus hojas, aprovechan para soltar su manto y proteger así del frío, las heladas y la lluvia el suelo que debe abrigar sus raíces.

En realidad, a pesar de su apariencia desnuda, si miramos al suelo, sobre todo en Otoño podemos ver cómo todo se cubre de hojas amarillas, púrpuras, marrones… formando una alfombra espesa que tiene una función específica en los meses de frío. Sin este manto, muchos de los brotes que vemos en primavera, no podrían salir. Y esto me lleva a pensar en cuando nosotros dejamos un poco descuidado nuestro aspecto exterior, llevando ropas más cómodas y un cabello más natural y desenfadado. Cuando pasamos del maquillaje y no nos preocupamos desde hace meses de ponernos un tacón. Es cierto que son momentos de intimidad, es cierto que no hay eventos a la vista que nos lleven por ese atuse exterior al que estamos acostumbrados en las semanas previas a la Navidad, pero eso no significa que no nos estemos cuidando.

Casi todos estamos poniendo mucho más énfasis en el cuidado interior, no sólo a través de nuestra alimentación o incrementando nuestra actividad física. También decorando, reformando, nutriendo nuestros hogares. Estamos formando el manto que nos proporciona seguridad y confort, salud y estabilidad. Aunque por fuera parezcamos mucho más serenos, menos arreglados, con looks más casuales en la mayoría de los casos, en realidad las apariencias engañan y en el fondo, estamos también tejiendo el nido, formando el manto, cuidando las raíces. #somosnaturaleza

Hoy, después de esa charla con mi amiga querida, me he levantado sin ganas de maquillaje, he venido a trabajar con la cara limpia y despejada, para que unas gotas de lluvia pudieran mojarla y refrescarla a primera hora, y en las horas que siguen, sólo me apetece aprovechar esa piel limpia y cuidarla, mimarla y disfrutarla a base de masajes con aceites naturales ricos en aromas esenciales que me transporten a lugares lejanos de mi conciencia, un poco de crema hidratante fluida a las 12:00, un agua de rosas con unas gotas de aceite esencial de naranja a las 15:00… un poco de aceite de ricino en las pestañas a las 20:00… y así, terminar el día pensando en todo lo bueno que nos trae un poco de lluvia, un poco de frío, un poco de Otoño.