MI retiro

19/04/2018

MI retiro

Cuando te sumerges en un fin de semana donde absolutamente todo está cuidado hasta el más mínimo detalle, el placer es máximo, y así me he sentido yo en @masialagarriga junto a @gisella_floresdebach, @veroblume y mi querida @olsicilia con la que he podido compartir, por una vez, algo más que trabajo y momentos muy dulces que nunca olvidaré.

En compañía de mujeres de este nivel es inevitable crecer, porque cada una de ellas en su naturaleza lo dan todo de sí mismas, son pura generosidad y eso es tan bonito y único que una vuelve renovada y empoderada después de un fin de semana así. Quiero compartir con vosotras una pizca de cómo ha sido este retiro y qué tipo de actividades hemos hecho allí, así a la próxima os animáis y nos vamos juntas :)

LAS CLASES DE YOGA Y MEDITACIÓN DE VERÓNICA

Las clases de Verónica han sido una mezcla de meditaciones guiadas, ejercicios de respiración que nos ayudan a conseguir la concentración y el estado mental necesarios para realizar los ejercicios que nos marca cada día, y todo ello acompañado de una selección de música impresionante y muy bien elegida para cada momento. 

Durante el retiro, las clases son bastante intensas, de dos horas aproximadamente y repartidas en mañana y tarde. Sin embargo son clases para todo tipo de gente, desde personas muy avanzadas en yoga hasta quienes nunca han hecho nada de esto. Es cierto que terminas muy cansada y en mi caso que llevaba un tiempo sin practicar así de fuerte, con el cuerpo un poco dolorido, pero muy agradecida porque he podido conectar con esas partes de mí que estaban un poco adormecidas y he vuelto a sentir que están ahí y que necesitan oxigenarse y moverse. La intensidad la pones tú y Verónica siempre está ahí guiándote con su voz y pendiente de que no te hagas daño.

LA CLASE DE DETOX EMOCIONAL DE GISELLA

Fue el sábado por la tarde. Esto sí que era la primera vez que lo hacía y ha sido una experiencia brutal. La clase comienza con Verónica preparándonos también física y mentalmente a través de ejercicios, respiración y meditación y una vez conseguida la atmósfera deseada es cuando comienza la parte emocional con Gisella a través de diferentes ejercicios sensoriales, olores, tacto, elementos… no os puedo explicar exactamente lo que hicimos porque perdería la gracia, pero dimos un paseo real por los cinco elementos: tierra, agua, aire, fuego y éter.

La conexión con estos elementos a través de nuestras emociones, con juegos, ejercicios de escritura, rituales, flores de bach, aceites esenciales y danza… un encuentro muy emotivo y profundo que te deja el alma limpia y fresca, es como un baño de luz para el espíritu.

Gisella ha creado una marca de productos de cosmética emocional, THE EMOTIONS LAB, que me enamoraron en cuanto los conocí hace unos meses No podéis dejar de visitar su web y probar esa maravilla de productos que prepara de manera absolutamente artesanal. Son de lo mejor que he visto nunca.

LA MASÍA

Pocos sitios he visto donde se respirara tanto amor y armonía. Este lugar está ubicado en lo alto de una montaña desde la cual disfrutamos de unas vistas tremendas. Nunca había visto Monserrat y me ha dejado de piedra la magnificencia de esas montañas picudas. Es una excursión que quiero hacer sin falta, el Monasterio de Monserrat, además creo que es uno de los lugares con mayor fuerza energética del planeta, así que hay que ir allí. Sólo con verlo de lejos ya ha sido una pasada.

La Masía es un negocio familiar, un proyecto en el que se han involucrado un matrimonio con su hija, el marido de ésta y sus dos niñas pequeñas. Toda la familia al completo son como de libro. Nuria y su marido han sido los anfitriones perfectos y en todo momento nos han cuidado y acompañado. Por no hablar de los desayunos, comidas y cenas… de verdad, sólo por esto merece la pena una visita. ¡Qué maravilla de cocina! Y el lugar, cómo está hecho, el entorno… seguir su instagram @masialagarriga para que veáis un poco de qué os hablo. Si pudiera volver a casarme lo haría allí. 

OLGA

No supe con seguridad que vendría hasta casi el último momento. Tenía varios asuntos personales que atender en este fin de semana, pero se las arregló para venir a parte del retiro conmigo. Olga lleva trabajando codo con codo con Luis y conmigo desde el principio de nuestro proyecto on line y es para nosotros una parte muy importante de la familia EVB. Es una gran profesional, una entusiasta incansable y se entrega a fondo en todo lo que hace. Me conoce a la perfección y es la culpable de que ahora yo sea tan activa en mis redes. Olga ha sido mi maestra y mi inspiración durante todos estos años. Sin embargo es curioso que pocas veces hemos tenido oportunidad de compartir ratos que no sean de trabajo, aunque el feeling y la química con ella siempre han existido de manera natural. 

En este retiro he tenido esa oportunidad y ha sido un regalo precioso pasar tiempo juntas, hablando, mirando al horizonte y simplemente disfrutando la una de la otra. Me ha hecho muy feliz y me ha regalado momentos únicos que nunca olvidaré. 

No tengo palabras para expresar lo bello que ha sido todo esto. Gracias a mi querida Olga que estuvo haciendo fotos en sus ratos libres podéis haceros una idea de cómo ha sido esta experiencia. No dejaré de recomendarla a todo el que pueda regalarse algo así y de nuevo doy las gracias a todas estas mujeres que forman parte de mi vida y de las que me siento tremendamente orgullosa.

NAMASTÉ 

PD: os dejo un carrusel con los productos que me he llevado a mi retiro y otros que llevé para regalar a Verónica y Gisella :)



Entradas relacionadas