Mascarillas faciales que recomiendo en verano

09/08/2018

Mascarillas faciales que recomiendo en verano

Cuando llega el verano y en especial las vacaciones, me encuentro con dos tipos de perfiles: las que aprovecháis los días de descanso para probar tratamientos y productos de belleza, cuidaros más y poner en marcha esos rituales que necesitan algo más de tiempo y el día a día os impide realizar; y las que directamente abandonáis por completo los cuidados a vuestra piel y vuestro cabello y llegáis a septiembre alertadas por la sequedad, las manchas y otro tipo de regalos que suele hacernos el sol cuando no lo sabemos disfrutar como se merece. 

Hoy me gustaría proponeros dos mascarillas deliciosas para que sí o sí, hagáis a vuestra piel este regalo que ella os agradecerá luciendo más luminosa, nutrida y bonita y sobre todo, alejando el envejecimiento prematuro al que está sometida en esta época del año. 

Empiezo por la Mascarilla Facial Purificante Oceanik de #AmiIyok

¿Qué consigue? Limpiar y absorber las impurezas, desincrusta y cierra los poros y regula la producción de sebo. Algo similar a lo que se siente después de un relajante baño en el mar pero mejor ???? Es cremosa y suave y la aplicación es maravillosa. 

¿Cómo se utiliza? Aplica una capa fina y uniforme sobre la piel con pincel, una espátula o la yema de los dedos y déjala actuar de 5 a 10 minutos dependiendo de si tu piel es más o menos sensible. Después, retírala con agua tibia con una muselina y continúa con tu ritual de hidratación. 

¿Para quién la recomiendo? Para quienes tengáis pieles mixtas y grasas que busquéis una limpieza en profundidad, para aliviar pieles sensibles y casos de acné. Es absolutamente maravillosa en momentos de piel quemada por el sol. 

Seguimos con otra de mis mascarillas favoritas, la Mascarilla de Belleza Vegetal Lavanya de Kama Ayurveda. 

¿Qué consigue? Nutrir, purificar y limpiar en profundidad. 

¿Cómo se utiliza? Mezcla 2 ó 3 cucharaditas de Lavanya con un poco de agua templada, si lo prefieres puedes utilizar agua pura de rosas (sobre todo si tu piel es grasa), o un poco de leche o yogur (si tu piel es seca). 

Después, mezcla hasta obtener una pasta homogénea, aplícala por el rostro húmedo y espera a que se seque completamente. Retira completamente con agua templada y la ayuda de una muselina. 

¿Para quién la recomiendo? Está prescrita en Ayurveda como tratamiento contra el acné y los puntos negros, ayuda a equilibrar el ph de las pieles más sensibles y grasas. 

Cuéntame, ¿con cuál te animas? 

Entradas relacionadas