Limpieza facial, ¿cómo y para quién?

12/07/2018

Limpieza facial, ¿cómo y para quién?

El secreto de una buena limpieza es mantener nuestra piel libre de células muertas, toxinas y todo aquello que no haya sido producido por ella de manera natural. La limpieza del rostro es fundamental incluso si no nos hemos maquillado y un paso imprescindible si queremos que nuestra piel esté saludable, más luminosa y bonita. 

¿El problema? El mercado ofrece tantas opciones que a veces no sabemos a cuál acudir y sí, sin duda hay una opción perfecta para cada tipo de piel y también para cada ocasión. Como en la mayoría de hábitos, lo más sencillo es conseguir que éste sea fácil de mantener en el tiempo, por eso es importante que encontréis la opción que te resulte más placentera para que puedas realizarla cada día y disfrutes del proceso. 

Voy a contarte algunas opciones diferentes para limpiar la piel del rostro, cuéntame cuál es tu favorita y si estás pensando en cambiar la que hasta ahora estabas llevando a cabo. 

- Jabones limpiadores. Como por ejemplo el Jabón Artesano Iluminador de Kama Ayurveda o el Jabón Artesano Purificante Nimba de la misma marca. 

Limpiar la piel con agua y jabón es, en muchas ocasiones, la opción a la que más recurrimos por falta de tiempo. Eligiendo el jabón adecuado puede ser una buena opción pero cuidado si tu piel es demasiado sensible ya que determinados jabones e incluso el agua del grifo puede hacer que reaccione, se enrojezca y sensibilice aún más. 

- Las cremas limpiadoras como podrían ser la Limpiadora Hidratante a base de Camelia y Rosa de Pai Skincare o la Limpiadora Facial de Kahina son una buena opción para todo tipo de pieles. Un error que suelo ver, es que las utilizáis con discos limpiadores de algodón; no solo no limpian en profundidad, también dejan residuo en la piel y arrastran la suciedad en lugar de eliminarla. Mucho mejor si apostáis por las muselinas a la hora de retirar el producto limpiador (son adecuadas para todo tipo de pieles, fáciles de utilizar y más sostenibles ????), ¿otra opción? Simplemente agua. 

Las limpiadoras en aceite, como por ejemplo la Limpiadora en bálsamo de EVE LOM, el Bálsamo Limpiador Calmante de Jane Apothecary  e incluso las Toallitas Limpiadoras con aceite de coco de rms Beauty, son mi opción favorita durante los meses de verano (bueno, y siempre). Suponen una limpieza profunda, ideal para el verano y que esconde un ritual muy placentero perfecto para autoregalarse cada día. 

¿Qué me decís? ¿qué opción es la vuestra? 

Entradas relacionadas