La Ley de los cinco sentidos

18/01/2018

La Ley de los cinco sentidos

Lo que absorbes o proyectas a través de tus sentidos, afecta de algún modo en el resto de tu ser y en los que te rodean, siempre.

El cuerpo absorbe a través de los cinco sentidos, por lo que cuanto más en equilibrio se encuentren y mayor coherencia haya entre todos ellos, mucho mejor será el resultado. Estos son algunos ejemplos de buen equilibrio y de mal equilibrio.

LA VISTA: ¿qué vemos en nuestro día a día que nos gusta y qué cosas nos podemos ahorrar? A mi por ejemplo me encanta mirar a través de la ventana de mi coche cuando voy camino al trabajo en las zonas donde hay naturaleza, así que procuro evitar los caminos por autopista, aunque si no me queda más remedio, en vez de centrarme en la vista, procuro desviar mi atención al oído por ejemplo escuchando música o contenidos que me ayuden a conectar con una energía más acorde al momento presente. 

EL OÍDO: fundamental rodearse de personas que hablen bonito, escuchar programas de radio o podcast de gente interesante y música que nos guste y evitar todo aquello que sea desagradable o molesto como pitidos, ruidos de obras, gritos o gente hablando muy alto o conversaciones que no aporten nada. También si escuchamos las noticias, es mucho mejor no apoyarlas con imágenes si éstas son desagradables, con escucharlas o leerlas es más que suficiente y desde luego es fundamental no ver las noticias mientras comemos o hacemos alguna otra actividad agradable, por ejemplo.

EL OLFATO: imagináos, ya desde por la mañana qué importante es esto, a mi me encanta el olor a recién levantadas de mis hijas, maravilloso. No lo cambiaría por nada del mundo mientras pueda disfrutar de su infancia. Rodearnos de productos que huelan bien, el aroma de un té, un café o un buen desayuno, una comida rica, aceites esenciales... Si además lo has preparado o te lo han preparado con cariño y bonito, mucho mejor. Yo soy especialmente sensible a los bares de esos de toda la vida donde te preparan un café de cualquier manera y el entorno no acompaña porque está descuidado, demasiada gente, demasiado ruido... prefiero no tomarme el café directamente.

EL TACTO: Ay la piel, los auto-masajes, los masajes a tus hijos, a tu pareja... no hay nada como esto! Nosotros cada noche nos ponemos crema de manos, de pies y perfumamos las almohadas antes de dormir. El tacto de unas sábanas recién cambiadas, un jersey de cashmere, una caricia, mi perro... Yo huyo de los materiales sintéticos, de los plásticos y de todo aquello que esté demasiado caliente o demasiado frío. A la hora de preparar colores en mi salón donde tengo que trabajar inevitablemente con plásticos, procuro equilibrar con aceites esenciales para limpiar el ambiente.

GUSTO: mmmm, las papilas gustativas son de lo más exigentes si sabemos ofrecerles cosas ricas. Una vez comienzas a desterrar alimentos muy procesados, el propio organismo los rechaza. El gusto se educa, lo que comes en casa suele ser a lo que te acostumbras y eso en mi casa siempre se ha hecho a rajatabla. Nosotros comemos absolutamente de todo, pero rico. No procesados, no alimentos plastificados ni comida basura salvo en contadas ocasiones. Me gusta una nevera siempre con comida, frutas y verduras de temporada y buen pescado (para que la vista se recree cuando la abro).

En conjunto, al aplicar la ley de los cinco sentidos, lo que trato es de que haya una coherencia siempre que pueda, es decir, que por el hecho de estar utilizando más un sentido que otro en un momento determinado, eso no significa que el resto de los sentidos estén apagados, simplemente están en un segundo plano, así que no los subestimo y procuro que todos ellos estén en armonía  o se apoyen unos en otros.

Nuestra realidad se filtra a través de nuestro cuerpo físico por estas cinco puertas y gracias a ello generamos una frecuencia vibratoria sutil que nos mantiene en contacto con otras frecuencias similares. Si os interesa este tema, podemos hacer un post más en profundidad. Espero vuestros comentarios.

¡Feliz fin de semana!

Foto: Pinterest. 

Entradas relacionadas