La belleza también se lee, ¡y se escribe!

20/10/2018

La belleza también se lee, ¡y se escribe!

Los que ya me conocéis, sabéis que una de mis pasiones es leer, otra es escribir. Creo que los libros han sido en gran medida los que han salvado mi vida. Cuando era pequeña solía refugiarme en la lectura y volaba tan alto como me llevaran las páginas de lo que estuviera leyendo en ese momento, una evasión en toda regla por un sinfín de aventuras. 

A los catorce años comencé a escribir mi primer diario. Un vicio que mantuve prácticamente cada día de mi vida hasta los veinticinco años de edad. Después no es que lo dejara pero ya nunca fui tan constante. Aún conservo esas joyas escritas como oro en paño en una caja y no sé si algún día me atreveré a abrirlos, compartirlos o qué sé yo.

Lo que sí sé es que la escritura me ha ayudado siempre a desempolvar la mente, a filtrar mis emociones y a enfrentarme a mis miedos y dudas. Para mi, existe una especie de brújula interna, algo que está ahí esperando el momento de ayudarte, de darte consejo, calmarte o dirigirte cuando lo necesitas. Es como un ángel de la guarda que cuando le preguntas, cuando tienes alguna duda o miedo, simplemente has de dejar que el bolígrafo baile sobre el papel y... ¡Voilá! aparecen respuestas como caídas del cielo. ¿Lo has probado alguna vez? 

La escritura es para mi como mi habitación más íntima, el lugar donde más segura me siento y donde puedo descargar todas mis inquietudes. Los libros son mi ventana al mundo, el agujero por donde me escapo y descubro todo lo que necesito en cada momento. 

Sé que para muchos de vosotros, esto no tiene nada que ver con la belleza, ¿verdad? ¿Qué tiene que ver un libro con sentirte más bella, con estar mejor con una misma? Pues en mi opinión, mucho. Muchísimo.

Por eso, porque en mi opinión todo lo que puedes ver, oír, sentir, hacer, afecta directamente a tus emociones o lo que es lo mismo, a tu semblante, los libros, o mejor dicho, una lectura bonita, que te lleve dentro, muy dentro de ti, o que te haga reír sin parar... Un pequeño diario que te ayude a mantener vivos momentos cotidianos importantes... Eso para mi se traduce en belleza. Pura y sencillamente.

Espero que la primera selección de libros que he elegido para ti se conviertan en otra forma de cuidar tu belleza y la de aquellos que te rodean.

En esta selección encontrarás un libro que profundiza en la manera de entender la belleza a través de un precioso camino de comprensión más allá de lo básico y superficial.

También encontrarás un libro ameno y divertido que te ayudará a iluminar más de una velada y que se convierte en un regalo original en múltiples ocasiones y por último, un pequeño y original diario que encierra un concepto diferente de conservar pequeñas partes de tu día a día.

¡Ojalá los disfrutes tanto como yo!

Entradas relacionadas