El campo está lleno de flores II

17/10/2017

El campo está lleno de flores II

Durante el trayecto a casa (vivimos fuera de la ciudad y tenemos media hora de camino), les fui contando lo que significa ser única y diferente, como las flores que teníamos en esos ramos. 

Una rosa jamás será una margarita y una amapola no podrá ser nunca como un jazmín, todas ellas son flores hermosas, pero siempre habrá quien prefiera una rosa o un jazmín al resto de las flores. El problema llega cuando queremos poseer el aroma de la rosa, la delicadeza del jazmín o la apariencia etérea de la amapola. ¿Qué es lo que hacemos entonces? Solemos pensar que si a la rosa la cuidamos con las necesidades de la amapola, quizás llegue a parecerse un poquito... si al jazmín le tratamos de manera diferente y le damos menos agua pero más luz... Está claro que esto no funciona. No podemos tratar de ser diferentes porque sólo conseguiremos ser menos auténticos y perder nuestra esencia. Al final, cuando hacemos un ramo de flores, buscamos variedad, color y armonía, y eso sólo se consigue con distintas flores auténticas pero diferentes entre sí, y por descontado, cada una de ellas habrá recibido sus cuidados precisos para llegar a nuestro ramo en las mejores condiciones.

Emma y Olivia, vosotras nunca vais a tener muslos finos y piernas largas, esa no es vuestra naturaleza. Sin embargo tenéis y siempre tendréis unos ojos maravillosos, una piel dorada preciosa, una sonrisa capaz de derretir a cualquiera y muchas otras cualidades que hacen de vosotras flores únicas y maravillosas. Vuestro ramo serán vuestras amigas, aquellas con las que sintáis que a su lado formáis un buen equipo, aquellas con las que os sentís a gusto y junto a quienes podéis crecer sin sentir que no brilláis. Nunca os olvidéis de esto; el campo está lleno de flores y todas ellas juntas hacen que el paisaje sea maravilloso. Cada flor es única en su especie, irreemplazable e insustituible. Nunca tratéis de poseer las cualidades de otros, las vuestras son perfectas tal y como son. Desde ahora tendréis que aprender a respetar lo que habéis recibido y cuidarlo para que siempre luzca su mejor versión. 

Entradas relacionadas