¡Nos vamos a la playa! Cuidados en el aire

28/12/2017

 ¡Nos vamos a la playa! Cuidados en el aire

Es cierto, estoy más que emocionada con mi momento playa en mitad del invierno. Este es uno de los planes del año más esperados en mi familia, cuando todos nos juntamos para desaparecer en algún destino lejano donde desconectar de la intensa temporada navideña y comenzar el nuevo año tranquilitos. Esta vez repetimos Méjico y salimos el mismo 31, así que nos toca tomarnos las uvas en el avión. Ojalá nos dejen llevarlas de casa, haré la prueba metiéndolas en bolsitas de plástico a ver si cuela...

Como me he pasado muchos años viajando y sé lo que se sufre, cuando se trata de un vuelo largo como este, me gusta cuidar los preparativos del viaje casi tanto como la maleta en sí misma. la piel sufre mucho en vuelos largos y es importante ir preparados para llegar al otro lado en perfectas condiciones. Os voy a contar cómo preparo la maleta de cabina con los productos imprescindibles para toda la familia. 

Antes de salir de casa: me gusta hidratar todo el cuerpo con aceites orgánicos. A las niñas siempre con aceite de almendras o de sésamo, pero este año que ya son más mayores igual cambiamos a alguno de los nuevos de Mirins o el Authentic de Davines que les chifla y que contienen aceites esenciales muy relajantes y perfectos para viajar. No hace falta que los masajeéis mucho, pero ayudarán a que la piel no se vea tan deshidratada y no sufra tanto durante el vuelo, aunque os parezca una tontería, no sabéis lo que se agradece sentir la piel elástica y bien hidratada cuando estamos en pleno vuelo, cansados e hinchados. Por supuesto os recomiendo mucho también que elijáis ropa cómoda y suelta, a ser posible de algodón y que llevéis unos calcetines antideslizantes para que los niños puedan estar descalzos durante el vuelo.

En mi maleta de cabina: kit de supervivencia de Mirins que contiene tres básicos en un formato comodísimo para viajar; crema de manos, bálsamo labial y sérum facial, un trío que durante el vuelo utilizaremos continuamente. También llevo siempre las ampollas faciales de Eve Lom, suelo viajar con varias de estas en los vuelos y son una delicia, ayudan a restaurar la piel mientras duermes y palían mucho los efectos de varias horas sin descanso.

Mist de aromaterapia Calming: Este producto me va a salvar la vida porque en los aviones el olor después de unas horitas de vuelo se vuelve un poco insoportable, además esta mezcla de aceites esenciales es perfecta para incitar al sueño, así cuando vea que las niñas empiezan a flojear, pulverizo almohadas, cojines, mantas... y a dormir un rato.

Otros básicos: como siempre, beber mucha agua y tratar de comer todo lo sano que podamos. Yo odio tener que pedir vasitos de agua durante el vuelo cada vez que alguien tiene sed, por eso llevo de casa una botella de agua vacía para cada uno y luego las voy rellenando durante el vuelo cuando se van terminando. Me gusta añadir a las botellas un poquito de jengibre rallado porque mejora la circulación, ayuda con la inflamación y es antibacteriano, además si pones poquito, los niños ni lo notan y deja un sabor muy refrescante en el agua. A parte de eso, si me dejan, que a veces lo consigo, trato de llevar siempre encima algo de fruta fresca y frutos secos crudos para quitar el hambre entre horas y no comer demasiadas guarrerías durante el vuelo.

Tenéis todos los productos que os recomiendo en el carrusel más abajo. Espero que os sirva si, como nosotros, tenéis pensado viajar en estos días. Y tanto si viajáis como si os quedáis por aquí, me gustaría deseros a todos un buen final de año y comienzo del siguiente. Que el viaje al 2018 lo vamos a hacer todos, eso seguro.

Un abrazo enorme y millones de gracias por acompañarme en este viaje y en los que nos queden juntos.

FELIZ 2018 A TODOS!!!

Foto: Pinterest. 

Entradas relacionadas