¿Cómo influyen nuestras rutinas en la producción de caspa y descamación?

15/11/2018

¿Cómo influyen nuestras rutinas en la producción de caspa y descamación?

Sois muchas las que acudís a mi preguntando por dos de los problemas más comunes del cuero cabelludo: la caspa y la descamación. Lo primero, me gustaría ayudaros a diferenciar la caspa de la descamación ya que, aunque muchas veces los asociamos, no son lo mismo.

Cuando tenemos caspa las células muertas se desprenden del cuero cabelludo en forma de escamas blandas perceptibles a la vista. La caspa, que puede ser tanto grasa como seca, hace que el cuero cabelludo se resienta por falta de oxígeno. Al estar pegada a la raíz de nuestro cabello, provoca irritaciones realmente molestas. Aún así, es un problema fácil de solucionar

¿Qué factores afectan a la aparición de caspa?

La caspa puede aparecer por traumas, enfermedades, desequilibrios hormonales, consumo excesivo de hidratos de carbono y azúcares... Existe un fuerte determinante genético que influye en la forma que nuestra naturaleza encuentra de eliminar residuos.

¿Qué rutinas podemos incorporar para solucionar un problema de caspa?

Una buena limpieza, hidratar y nutrir el cuero cabelludo y calmar los picores con una solución natural que actúe por la noche para evitar los picores, es la mejor solución. Os recomiendo utilizar 2 ó 3 veces por semana un champú desintoxicante que funcione como un suave exfoliante, por ejemplo, el champú desintoxicante de Davines. Es muy recomendable alternar con un champú más suave, neutro, ya que los productos de tratamiento son más fuertes. Te recomiendo el Well-Being de Davines. Truco: masajea tu cuero cabelludo en seco antes de aplicar el champú, conseguirás levantar las células muertas antes de mojarlas y será más fácil eliminar estos residuos.

Recuerda que no debes estimular demasiado el cuero cabelludo rascándote con frecuencia, ya que podrías provocarte pequeñas heridas y aumentar la irritación.

Solucionar problemas de caspa y descamación en Eva Villar Beauty

Ahora le toca el turno a la descamación, que es un estado del cuero cabelludo seco y deshidratado. Su aparición hace que el cabello esté debilitado, no tenga apenas brillo y presente alteraciones de la fibra capilar. Es necesario encontrar el equilibrio entre la producción de sebo y la cantidad de agua presente en las células cutáneas que llega a nuestro cuero cabelludo a través de la circulación sanguínea.

¿Qué factores afectan a la aparición de descamación?

 El uso de algunos medicamentos, por ejemplo, diuréticos, antihistamínicos o antiespasmódicos, la falta de vitamina A y la predisposición genética. ¡Ojo! El frío también afecta a la descamación, así que en esta época de año tenemos que cuidarnos más con productos específicos. 

¿Qué rutinas podemos incorporar para solucionar un problema de descamación?

Es importante utilizar productos muy nutritivos y suaves que ayuden a regenerar sin resecar la piel del cuero cabelludo y sin arrastrar nuestros aceites naturales, como el tratamiento para cuero cabelludo seco de Moroccanoil. Otra buena ayuda consiste en tomar un complemento a base de jalea real. Si queréis sumar un aceite a vuestra rutina para añadir más hidratación, os recomiendo el aceite de cocoaceite de sésamo o el aceite Bringadi de Kama Ayurveda.

Espero que estos consejos os sean de mucha ayuda.

Entradas relacionadas