Aceites esenciales para tí

14/12/2017

Aceites esenciales para tí

Hace tiempo que estaba en busca y captura de una marca dedicada al uso de aceites esenciales en sus productos y por fin la he encontrado, pero antes de hablarte de mi último descubrimiento me gustaría darte un paseo por mi experiencia personal con los aceites esenciales.

Yo no soy una experta en el tema ni mucho menos, pero desde que descubrí sus cualidades me resulta difícil vivir sin ellos, sobretodo en mi trabajo. Los aceites esenciales me han acompañado desde hace muchos años en mi maleta por la capacidad que tienen de estimular las emociones de las personas y eso, antes de una sesión de fotos, una boda, una pasarela o una actuación de cualquier tipo, te prometo que me han venido muy bien para apaciguar el ambiente  y crear una atmósfera adecuada. Si no estás muy familiarizada con este tipo de aceites, te voy a contar un poco en qué consisten para que puedas entender porqué son tan poderosos.

Los aceites esenciales son minúsculas gotas que se concentran en distintas partes de una planta aromática, dependiendo del tipo de planta, hay aceites esenciales de flores como el de rosa o jazmín, de tallos y raíces como el de jengibre, de frutos como la naranja o el pomelo, de madera como el sándalo, de semillas como el anís, de resina como la mirra... 

La extracción de estos aceites es compleja y supone mucho trabajo ya que se concentra en pequeñísimas cantidades por planta y es necesario utilizar diferentes sistemas para conseguirlo. El resultado es un aceite muy volátil, no demasiado grasiento y que contiene todos los principios vitales de la planta. Digamos que es el alma de la planta.

Los beneficios de los aceites esenciales son infinitos y su principal función es curar las causas de las enfermedades, no las enfermedades en sí, reforzando las funciones de los órganos y los mecanismos de defensa del organismo. Al ser sustancias orgánicas, tienden a actuar en armonía con nuestro cuerpo creando una verdadera alquimia (transformación) produciendo cambios tanto a nivel psicológico como fisiológico. 

Este tipo de aceites no se pueden utilizar directamente sobre la piel, para su uso es necesario diluirlos en diferentes sustancias que actúan como vehículos dependiendo del uso que se les quiera dar, se pueden diluir en alcohol, cera, aceites vegetales o agua destilada, pero para su uso en cosmética utilizamos en la mayoría de los casos aceites puros vegetales como el de jojoba o el de argán por ejemplo.

A lo largo de los años he ido aprendiendo algunas técnicas con aceites esenciales y los utilizo también en terapias en mi salón, por ejemplo en tratamientos y masajes faciales o del cuero cabelludo con lo que potencio los beneficios de mis trabajos. También en casa y con mis hijas he aprendido a utilizarlos, aunque aún me queda un largo camino por recorrer y estoy siempre en busca de más información porque es un tema que me apasiona. Si quieres investigar, a mi me encanta una chica a la que sigo en Instagram que trabaja con aceites de la marca Young Living y ella es @oilsandfriendsbygloria, la conocí gracias a @andreaamoretti que precisamente esta semana ha escrito también sobre los aceites esenciales con una guía súper práctica de iniciación. Te dejo el link aquí por si queréis echarle un vistazo a su web.

Creo que por hoy ya tienes información suficiente y sólo añado un adelanto aquí abajo de algunos de los productos con súperpoderes que ya puedes encontrar en mi nueva marca MIRINS COPENHAGEN! Son todos ellos productos pensados para transformar emociones y estados de ánimo en forma de aceites corporales, mists, aceites faciales, geles de baño y algunas cosas más... Pronto te cuento un poco más concretamente de qué va esta marca y cómo utilizar sus productos.

Espero que te gusten tanto como a mi. 

Entradas relacionadas