Baños de aceite para tu pelo

Mar 10, 2020 | 0 Comentarios

Las mujeres de La India poseen los cabellos más deseados del mundo, en parte por sus hábitos ancestrales.

Los masajes con aceite forman parte de su cultura y tradición. Es por esto que casi todas las marcas de extensiones de cabello, compran su mercancía en templos hindúes. Este es el secreto de su espectacular cabello.

Elige un momento en el que te puedas dedicar unos 20 minutos. Sueltate el pelo y trata de desenredarlo con las manos, con los dedos, poco a poco, hasta que los peores nudos hayan desaparecido. Aquí te explico cómo. Después calienta tu aceite al baño María. Sólo una pequeña cantidad, en un bol o una pequeña taza. No utilices plástico ni metal, mejor coloca el aceite en un recipiente de cerámica, cristal, barro, madera…

Una vez templado, vas colocando el aceite en tu cuero cabelludo, abriendo líneas por toda la cabeza y masajeando suavemente con las yemas de los dedos en pequeños círculos. Recuerda que es un momento que te estás dedicando, no lo hagas de pie delante de un espejo, elige mejor un lugar donde puedas estar cómodamente sentada y sintiendo lo que estás haciendo.

El masaje en el cuero cabelludo te ayudará a calmar la mente y preparará el cabello para recibir los beneficios del aceite. A continuación llega la parte más delicada, se trata de masajear los mechones de cabello entre tus dedos, bastante rato cada vez, para cerrar la cutícula y reparar la fibra de los medios y puntas. Lo mejor es que cojas cada mechón de pelo entre tus dos puños y vayas resbalándolos hacia abajo una y otra vez. En esta parte sí te recomiendo más concentración, es un trabajo muy intenso y es importante que pongas presencia en ello, así dejarás que tus manos sientan el cabello y notarás dónde necesitas insistir más con el aceite o con el masaje.

Cuando termines, simplemente recoge el pelo con una cinta o una goma no muy apretada y déjalo todo el tiempo que te puedas permitir, lo mínimo serán 10 minutos. Después, simplemente lávalo con un champú suave, como el Solu de Davines, el champú de Ciprés y Naranja de Kama o el de Rosa y Jazmín también de Kama. El día que hagas el baño de aceite, no es necesario que utilices mascarilla o acondicionador, al principio te parecerá que el cabello está áspero, sólo deja que se seque, el pelo se quedará suave y perfecto.

Este baño lo puedes hacer tan a menudo como quieras, yo lo recomiendo una vez a la semana en casos de debilidad, días alternos en momentos de caída del cabello y una vez cada quince días como mantenimiento. Los resultados se aprecian desde el primer baño, pero verás como al cabo de dos o tres baños te notarás el pelo mucho más fuerte y recuperado. Es un trabajo muy reconfortante y a parte de todos sus beneficios, ayuda a conectar con uno mismo.

Estos son mis aceites favoritos para este tipo de trabajos, aunque todos sirven para todo tipo de cabello.

– Para cabellos debilitados o en momentos de caída: Bringadi, de Kama Ayurveda

– Para cabellos quebradizos con necesidad de crecer de raíz a punta: Aceite puro de sésamo de Kama Ayurveda

– Para cabellos deshidratados y secos: Aceite puro de Coco orgánico de primera presión en frío

*Los hábitos a lo largo del tiempo, van obrando milagros en la estructura genética de nuestro organismo y sus cualidades.

*Todos los aceites los podéis encontrar en mi rincón